Historia del Cristianismo

Una historia de 2000 años

CristianismoLa vida y la obra de Jesús de Nazaret inspiraron un movimiento religioso que iba a cambiar la historia de la humanidad, el Cristianismo.

La resurección de Jesucristo resultaba inexplicable para sus seguidores, pero representaba la prueba definitiva de su divinidad. A partir de ese momento, sus discípulos empezaron a difundir el Evangelio. En el contexto del Imperio Romano, los primeros cristianos se reunían en la clandestinidad e incluso fueron perseguidos y martirizados al negarse a ofrecer fidelidad al emperador.

La conversión de Pablo de Tarso al Cristianismo (quien con anterioridad había sido contrario a su doctrina) fue un hecho determinante, pues a partir de entonces se impulsó la labor misionera de los cristianos.

En los primeros siglos el Cristianismo se fue consolidando, a pesar de que algunas corrientes cuestionaban la doctrina oficial. Surgieron herejías (también conocidas como cismas) muy diversas: los gnósticos, los maniqueos, los montanistas, los arrianos o los donatistas. Esta pluralidad de interpretaciones del dogma cristiano fue lo que propició el primer concilio, el Concilio de Nicea, promovido por el emperador romano Constantino, quien había legalizado el Cristianismo como movimiento religioso. La principal controversia que se discutió fue la relacionada con la divinidad de Jesús.

En el siglo Xl hubo una escisión en el seno del Cristianismo, ya que el poder de la Iglesia Católica de Roma entró en conflicto con los jerarcas de la Iglesia Ortodoxa, quienes no aceptaban el papel de predominio del papa y de la Santa Sede. Esta ruptura no fue la única, ya que en el siglo XVl la Iglesia Protestante de Inglaterra inició un nuevo rumbo en el Cristianismo.

Así, el Cristianismo se ha fundamentado a partir de las Escrituras, pero en su evolución histórica se han formado tres iglesias diferenciadas: la católica, la ortodoxa y la protestante.

A partir de la Edad Media, el catolicismo puso en marcha una dura represión contra los movimientos heréticos a través del tribunal de la Inquisición. Con posterioridad, el protestantismo (específicamente el Calvinismo) también practicó la persecución de aquellas personas que cuestionaban sus dogmas.

Las ideas cristianas han sido perseguidas en algunas etapas, destacando el anticlericalismo alentado por los países comunistas durante una parte del siglo XX.

Luces y sombras

En los más de 2000 años de historia, el Cristianismo ha tenido episodios de luces y sombras. Entre las luces se podría subrayar su labor social y educativa, su compromiso con los más desfavorecidos y un claro componente humanitario por parte los misioneros de las órdenes religiosas. Entre las sombras hay algunos episodios lamentables: el juicio a Galileo, la connivencia con gobiernos dictatoriales o algunos incidentes turbios relacionados con la pedofilia.

Buscar biografías

Recientes