Historia de la Escritura

La comunicación escrita requiere de unos signos que sean conocidos por una comunidad. Los primeros mensajes se trasmitieron a través de jeroglíficos, signos cabalísticos y algunos alfabetos. Las variantes de la escritura significaron toda una revolución para la humanidad. El conocimiento y la información en general dejó de ser necesariamente oral (y por lo tanto algo efímero) para convertirse en un mensaje intemporal y más allá de la propia época. Es posible afirmar que el habla nos hizo humanos pero la escritura nos convirtió en humanos civilizados.

Evolución de la escritura

Historiadores y arqueólogos coinciden en una idea: la escritura como invención surgió en relación con la contabilidad. Esta afirmación se fundamenta en la observación de tablillas y jeroglíficos en los que aparecen dibujos con mensajes de tipo contable. Hay ejemplos concretos en los que se puede observar la representación de una mano, tres tinajas y el dibujo de un hombre, lo cual es interpretado con el siguiente mensaje: entregar en mano tres tinajas. Esta modalidad de escritura se conoce como ideográfica y se basa en la representación figurativa de objetos. Se considera que la escritura ideográfica fue el primer sistema para expresar ideas en un soporte.

Con el surgimiento de las primeras ciudades en Mesopotamia, la actividad comercial adquirió una nueva dimensión. Los comerciantes necesitaban llevar un control por escrito de sus operaciones. De esta manera, se cree que la escritura nació por la actividad de los comerciantes pero en poco tiempo fue incorporada por otros sectores de la sociedad (sacerdotes, funcionarios y militares).

Con el paso del tiempo los escritos de los comerciantes se fueron haciendo cada vez más complejos y esta circunstancia creó la necesidad de un profesional de la escritura, el escriba. El escriba domina el arte de la escritura y es capaz de crear mensajes elaborados y complejos.

Escritura-2La complejidad de los ideogramas iba en aumento y no resultaba fácil interpretar correctamente su significado. Esta limitación propició un nuevo avance en la escritura, concretamente la escritura fonética (también llamada alfabética). La idea del nuevo sistema es sencilla: una serie de sonidos sirven como signos que se pueden combinar y ya no es necesario asociar ideas con dibujos.

El primer alfabeto fue creado por los fenicios, un pueblo con una clara vocación comercial. Su alfabeto estaba formado por 600 signos que se anotaban en tablas con una caña (el llamado sistema cuneiforme). El alfabeto fenicio fue un avance evidente, a pesar de que el número de signos resultaba excesivo. El nuevo y definitivo impulso a la escritura lo dieron los griegos, quienes idearon un alfabeto de 24 letras. El alfabeto griego tenía un potencial comunicativo mucho mayor que los anteriores sistemas de escritura y esto condujo a que Euclides, Platón, Hipócrates o Aristóteles nos dieran a conocer sus pensamientos.

Fotos: iStock . Krasyuk / Yuri_Arcurs

Buscar biografías

Recientes