Historia de la Tierra

TierraLos avances científicos de las últimas décadas han permitido determinar un fecha en relación al surgimiento de la vida en nuestro planeta. Hace unos 4500 millones de años, la Tierra carecía de lo que hoy llamamos vida. Todo apunta a que un asteroide chocó con la Tierra, lo cual fue creando una corteza con una estructura volcánica.

Uno de los mayores misterios sobre la configuración de la Tierra es el hecho de la aparición del agua. A partir del agua, la condensación que se formó activó un periodo de millones de años de intensa lluvia. El resultado final fue un mundo acuático. Se estima que hace 4000 millones de agua la temperatura del planeta superaba los 90 grados centígrados, por lo que por entonces no era viable ningún tipo de vida. Sin embargo, la actividad volcánica que emergía del océano empezó a conformar una corteza de granito. Durante los siguientes 2000 millones de años un incipiente continente fue creciendo de manera gradual. Así, se fueron consolidando grandes masas de tierra. El efecto de la luz solar creó la aparición del oxígeno en la atmósfera, lo cual permitió el fenómeno de la fotosíntesis.

De manera paulatina el hierro desapareció de los océanos, que dejaron de ser verdes y adoptaron su color azul característico. Cuando el oxígeno llegó a la atmósfera diluyó los restos de dióxido de carbono y limpió el aire. El planeta se había vuelto azul, porque ese era la tonalidad de los cielos y de los océanos.

Había una masa continental uniforme, que hoy sería descrita como un inmenso desierto. Hace unos 700 millones de años se produjo una glaciación global que enfrió drásticamente la temperatura. Las únicas criaturas vivas eran las bacterias que se encontraban bajo las capas de hielo. Se puede decir que la Tierra parecía condenada al frío eterno. Sin embargo, en el fondo oceánico había una intensa actividad volcánica que poco a poco fue destruyendo las sólidas estructuras heladas. Esto hizo que el nivel de oxígeno aumentara y que los organismos vivos pudieran evolucionar.

La Tierra no había dejado de evolucionar como planeta. En la era Paleozoica (hace 500 millones de años) un fenómeno cambio la faz del planeta, surgiendo los peces primitivos, plantas, animales vertebrados e insectos. Al finalizar este periodo desaparecieron el 95% de las especies y a día de hoy no se sabe con exactitud cuál fue el motivo. El siguiente periodo, el Mesozoico, es conocido por los grandes dinosaurios, los cuales desaparecieron hace 65 millones de años, circunstancia que ha originado todo tipo de hipótesis que intentan explicar su extinción.

Finalmente, el continente común (los científicos lo llaman Rodinia) se transformó en varias masas continentales y, al mismo tiempo, los mamíferos poblaban los distintos territorios.

La historia de la Tierra vivió un nuevo episodio cuando una especie, la del Homo Sapiens, se convirtió en un animal capaz de transformar su entorno.

Buscar biografías

Recientes